domingo, 30 de enero de 2011

Capítulo 7: Dos hombres y un destino (Parte 3)


Samantha:
-¿Carrera de caballos?- Selena apoyó la bandeja vacía sobre la barra y se sentó a mi lado en uno de los taburetes.
-Así es.
-¿Quién es mejor en eso?
-Jack.
-¡Eso es genial! ¡Eso significa que ambos tienen una mejor oportunidad de sobrevivir!
-Selena. Te lo dije de una vez y te lo diré de nuevo- Mike salió de la cocina y se puso enfrente de nosotros por el interior de la barra-. ¡Los destinos no son tan fáciles de predecir!
-Entonces, ¿recibiste una señal de ellos? - dijo Selena señalando el techo, y refiriéndose a los "amigos sobrenaturales" de Mike-.  ¿Qué dijeron?
-La posibilidad...
-¿Posibilidad? - repetimos las dos.
-Es 50/50.
-¡Para eso no digas nada!- exclamó Selena-. Nunca ayudas, nunca.

Austin:
La nieve cubría todo el campo de entrenamiento, pero no por eso tenía pensado abandonar. Tenía que ganar esa carrera, fuera como fuera.
El caballo frenó bruscamente, me agarré de las riendas evitando una posible caída.
-¡Señorito! ¿Está bien? - preguntó el entrenador-. ¡En la condición de Júpiter, está presionándolo! ¿Por qué no utiliza otro caballo?
-No. No puedo hacerlo si no es con él - me paré con mi caballo cerca del hombre-. Entrenador Park.
-Sí, Señorito.
-Dime la verdad. ¿Crees que seré capaz de ganar?
El entrenador miró al suelo sin darme una respuesta. El mejor siempre había sido Jack.
-No importa, haré mi propio destino.

Jack:
-¿Está seguro de que estará bien si no lo prueba primero?
El entrenador me observaba intranquilo en los establos. Sonreí y acaricié la cabeza de mi caballo:
-He estado pidiéndole que lo haga bien ya que... la carrera de mañana es muy importante para mí- miré al entrenador-. Cuida de él por mí.
-Señorito. Debe... ¿hacer esto?
-Si pudiera evitarlo, lo haría.
-No os entrené para veros pelear.
-Perdón.


Y el día de la competición llegó. Estaban todos presentes: Ashley, Sam, el F4, Selena y casi toda la escuela.
Ashley se sentó en una mesa y Selena y Sam a su lado.
-¡Caballo! - empezaron a gritar al ver llegar a Austin y Jack-. ¿Caballo? ¡Caballo!
Leo y Eric bajaron a la pista para dar el pistoletazo de salida.
-¡Preparados!- gritó Eric.
-¡Fuera!
Los caballos salieron disparados, y tras dar dos vueltas por el circuito cerrado, salieron al exterior.

Jack iba de primero, pero Austin se paró ante un atajo nevado y lleno de ramas.
-Los senderos de la montaña serían demasiado para él en su condición...- Austin recordó las palabras del entrenador-. Di tuviera que ir por allí, podría ser fatal.
-¡Vamos! - le gritó al caballo dirigiéndolo al atajo-. ¡Vamos!

Samantha:
-¿Cuál es su record? - preguntó Selena a Eric y Leo.
-¿Alrededor de 49 victorias a 1 pérdida?- respondió Leo.
-¿En favor de quién?
-Nadie de nosotros puede ganarle a Jack- explicó Eric.
-Qué alivio- susurré.
Y es que ya me estaba mordiendo las uñas a causa de los nervios. Pero tras escuchar lo que Eric había dicho, me sentía más tranquila.
Entonces un relinche se escuchó en todo el recinto, alguno de los dos había llegado.
Nos pusimos en pie.
-Eso es... - dijo Ashley.
-¡Es Austin! - exclamaron los alumnos.
Leo y Eric se miraron entre sí sorprendidos.
-Eso es una sorpresa.
-¡Me pregunto cómo ganó! - exclamó Leo.
-¡Qué vamos a hacer!- Selena estaba horrorizada, como yo.

Jack:
Dejé a mi caballo de vuelta en su cuadra y le acaricié suavemente la cabeza.
Sentí unos pasos acercarse. Sam se paró a mi lado.
-¿Quieres acariciarlo?
-¿Puedo?
Asentí y ella estiró su brazo hacia el caballo.
-Su nombre es Louis.
-Hola Louis. Mi nombre es Samantha- esbozó una sonrisa-. Louis. Fue difícil, ¿no? Hiciste un buen trabajo hoy. ¡Gracias!
Sam paró de acariciarlo. Me acerqué y puse mi oreja, como si Louis me estuviese susurrando algo.
-¿Qué? ¿En serio? - aparté la oreja-. Louis dice que quiere darte un paseo.
-¿Estás seguro? ¡Soy muy pesada!

Austin:
El veterinario examinaba una vez más a mi caballo, que estaba tirado en el suelo de su cuadra y con dificultades para respirar.
-No podrá correr más- me informó el entrenador.
-¡No! - grité-. Haz algo. ¡Haz algo entrenador!
-Lo siento, Señorito.
Ashley apoyó su mano en mi hombro:
-Es posible que hayas ganado el juego, pero has perdido la batalla, hermanito. Espero que hayas aprendido algo de esto- miró con tristeza al caballo-.  De lo contrario los esfuerzos de Júpiter habrían sido para nada.
¿Qué había ganado haciendo trampas y metiéndome por el camino que el entrenador me había prohibido? Una ronda a mi favor y  el sacrificio de mi caballo.
¿Qué había perdido? A Júpiter, un miembro del F4 y poco a poco a la persona que más amaba.
-Espero que puedas perdonarme - dije para mí-. Lo espero... Sam.

3 Flores:

Luz dijo...

awwwwww
que lindo fue Austin espero que Sam lo perdone serian tan lindos juntos!!!

publica pronto por fis!!

besos y cuidate!!

Elena dijo...

que tristeza por el caballo
aun así me gusto el cap. =)
espero el próximo

Alejandra dijo...

Todavia recuerdo las imagenes de HiJoo y JanDi en el caballo hahah, osea Sam y Jack, te esta quedando genial y espero sigas asi!