viernes, 11 de marzo de 2011

Capítulo 8: Porque soy Estúpido (Parte 1)



Samantha:
-¿A dónde vas tan tarde?- se decidió a preguntar.
-A entrenar, ¿por qué?
-¿Tantas ganas tienes de ganar?
-A nosotros no nos queda otra opción.
-¿"Nosotros"?
-Sí, Jack y Yo.
-¿Entre toda la gente que hay por qué tiene que ser Jack? Si Jack no hubiese regresado...
-Austin.
Me agarró de los hombros y me rodeó con sus brazos, apretándome contra su pecho.
-Aún no es demasiado tarde- me susurró-. Sólo una frase. Di que te gusto... sólo eso.
-Lo siento- me soltó lentamente-. No puedo decir cosas que no siento.
-¿Sabes qué es lo que estás haciendo? El todopoderoso Austin te lo está rogando.
-No tengo opción.
-¿Cómo pudo gustarme una chica como tú? Acabas de perder tu última oportunidad. Ni se te ocurra venirme llorando mañana... porque  no voy a ponértelo tan fácil.
-Eso es lo que esperaba.
-Claro. Eso es más como "Samantha". Está bien. Veamos lo lejos que puedes llegar.
Y se fue con la cabeza alta, dejándome sola en la oscuridad de la noche.
Me senté en un columpio y apoyé la mejilla en la fría cadena de metal.
-No voy a arrepentirme- repetí para mí-. No voy a lamentarlo. Nunca lo lamentaré.

Austin:
Llegó el día de la competición. Me senté en una tumbona, entre Selena y mi hermana. La piscina estaba hasta los topes de alumnos curiosos por como acabaría todo.
-Así que, si él pierde esta vez, Jack Alexander será expulsado del F4...- murmuraban algunos-. Y Samantha Gilbert será expulsada del colegio...
-¿Pero y si Jack gana?- preguntó otro.
-Di algo que tenga sentido. No apostaste a favor de esos resultados, ¿verdad?
-No. Nadie apostaría por Jack a menos que esté loco.
-¿Pero y si él gana de 1 entre 10.000?
-Sería un titular en las noticias.
Ashley se puso en pie y se dirigió al público:
-Comenzaremos ahora la última competencia. Nadadores, por favor entrad.
Leo y Jack se colocaron en sus posiciones.
-Listos... ¡ya!- exclamó Ashley.
Ambos se lanzaron al agua y Sam y Eric se colocaron para recibir el relevo.

-¡Hey, lavandera!- gritaron las BGirls-. ¡Este será tu fin!
Sam no les prestó atención.
-¡Eric, fighting! ¡Eric, que viva!- gritaron esta vez.
-¡Sam, usa tu fuerza!- exclamó Selena-. ¡Sólo un poquito más!
Jack llegó unos segundos antes que Leo, por lo tanto la primera en tomar el relevo fue Sam. Poco después saltó Eric, que en menos de 20 segundos ya la había alcanzado.
Me levanté, y sin que nadie notara que ya no estaba, apagué las luces, de manera que no se pudiera saber quién había llegado antes.
-¿Quién fue? ¿Quién coño apagó las luces?
Ashley me miró y sonrió, como si estuviese orgullosa de mí. Y antes de que me descubrieran, encendí las luces y abandoné la piscina.

Jack
-Con esto, la expulsión de Sam, y Jack será como si nunca hubiera sucedido- nos anunció Ashley al salir de la piscina-. Nadie se opone,  ¿correcto?- asintió y miró a Sam con una gran sonrisa-. Estuviste genial.
-Gracias.
-Yo soy la que debe agradecerte todo.
-¿Qué?
-Porque creo que mi horrible hermanito está madurando gracias a alguien. Chicos, ya nos veremos.
Nos despedimos de ella con la mano.
Selena abrazó a Sam con euforia:
-Es una tranquilidad. ¡Qué alivio!
Luego, Leo apoyó su mano en mi hombro, mientras Eric le tendió la mano a Sam:
-Samantha, has estado increíble.
-Gracias- se apretaron las manos-. Tú también lo has echo muy bien.
-Nosotros nos vamos- anunció Leo-. Estaremos con Austin.
Rato después, Selena también se había ido. Sam y yo paseábamos por los jardines de la escuela.
-Gracias- dijimos a la vez-. Gracias a ti...
Nos miramos y reímos.
Se hizo el silencio de vuelta, tomé aire y paré en seco.
-¿Sam?- ella dejó de caminar y me miró-. ¿Quieres salir conmigo?


Austin:
-Austin...- hablaba sólo, recostado en el sillón de cuero-. Es cierto, tienes una deuda que pagar.
-¿Por qué murmuras tú solo, como si estuvieras borracho?- preguntó Eric.
Levanté la mirada y Leo y Eric me miraban de brazos cruzados. Me apoyé sobre el escritorio.
-Creo que el impacto fue demasiado grande- se cachondeó Leo.
-¿Os acordáis de cuando rompí el robot de Jack?
-¿Robot?- preguntó Eric-. Ah, ¿el de madera?
-Sí, el de madera.
Era un día de Invierno, todo estaba completamente nevado. El F4 jugaba a lanzarse bolas de nieve bajo la supervisión de Robert.
Jack estaba sentado en las escaleras con un robot de juguete entre sus manos.
Abandoné la pelea de bolas y me acerqué a él.
-Jack, dame eso.
-No- y se aferró al robot con fuerza.
-Dámelo. Te lo cambio por todos mis juguetes.
-No puedo dártelo, Austin.
-Eres un egoísta. ¿Por qué no puede ser mío?- se lo arranqué de las manos y me alejé corriendo-. ¡Ahora es mío!
Tropecé y caí de bruces al suelo, el robot salió rondando. Justo llegó el coche que por aquel entonces, traía a Ashley de la escuela, y lo esmagó haciendo añicos.
Jack se levantó y cogió cada uno de los pedazos llorando.
Robert acudió a mi ayuda y me levantó del suelo. Yo no podía comprender el llanto de Jack, sólo era un juguete...
-El difunto padre de Jack hizo este robot para él- me explicó Robert.
-Después de eso, siempre he pensado que tenía una deuda con él.
-¿Estás diciendo que vas a compensarle con lo que pasó esta vez?- cuestionó Eric.
-Porque... no puedo partir a Sam, para que nadie la posea.
-Capullo- susurró Leo con una sonrisilla se abalanzó sobre mí y me abrazó.

5 Flores:

Elena dijo...

me gustó =)
me encanta austin :P

-Moye :B- dijo...

aww!!.... me encanto!! e.e
son tan lindos TODOS! n.n
mas Jack y Austin!! (L)

Un beso! :P

Alejandra dijo...

Es tan...Dios Mio, me encatana esa parte del capitulo, "No puedo destruirla para que nadie la posea" es coo WOW!!!

adoro la historia!

Metia dijo...

mUY CHUULO!!!! ME HA GUSTADO UN MONTOON!!!
http://junto-a-ti-novela.blogspot.com/
pASATEE!!!

layla dijo...

aww ! que bonito.. me gusto
basta con leer la primera parte para picarte
saluditoss !