viernes, 18 de marzo de 2011

Capítulo 8: Porque soy Estúpido (Parte 2)


Samantha:
¿Quieres salir conmigo?
¿Qui-e-res sa-lir con-mi-go?
Me levanté de un salto de cama.
-¿Cita?
Me vestí rápidamente y abandoné mi habitación intentando hacer el menor ruído posible para no llamar la atención de mi familia.
Caminé sigilosa hacia la puerta, posé mi mano sobre el pomo y...
-¡Samantha!- exclamó mi madre-. ¿Qué haces?
Me giré sobresaltada, y allí estaban los tres observándome con curiosidad.
-Voy a salir a tomar aire fresco y a hacer ejercicio- mentí.
-¿Vestida así?- preguntó Frankie con pillería-. En realidad... ¿vas a ir a una cita con Jack, verdad?
-¿Y tú cómo lo sabías?
-Aunque lo tuyo con Austin no funcionó- explicó mamá-. Hija, el amor no siempre funciona como se planea.
-Por supuesto, por supuesto- le apoyó papá.
-Dónde se cierra una puerta, se abre un ventanal.
-¿Qué se supone significa eso?- pregunté.
-Eso es... Significa que tienes que estar bonita para los ojos de Jack. ¿Esa falda no está demasiado larga? ¿No puedes vestir un poquito más sexy? Para una mujer, su
fragancia es importante- mamá me roció con perfume-. Una fragancia de seducción
que nadie pueda rechazar.
-¡¡Ya vale!!- exclamé agitando el pelo-. Yo me largo.
-¿Qué decís que él tiene?- preguntó papá a mis espaldas.
-Fundación Cultural Alexander- nombró Frankie-.  ¡Real Barcelona! ¡Hana Dolphins!
-Nuestra hija, la esposa del nieto del ex-presidente- fantaseó mamá
Puse lo ojos en blanco y salí al frío de la calle.

Leo:
Eric y yo entramos en la habitación de Austin, un sol espléndido entraba por los ventanales, aunque hacía bastante frío.
Éste todavía dormía en su cama.
Nosotros lo destapamos.
-¿Qué horas son éstas para seguir durmiendo?- le regañó Eric.
-Vamos a dar una vuelta.
-No quiero- agarró las mantas y se tapó de nuevo.
-¿Man, quieres ir al campo de tiro?- pregunté quitándole las mantas.
- Paso.
- ¿Una vuelta en coche?- intentó Eric.
-No me da la gana.
-¿Entonces... de compras?
-Te dije que no me interesa.
Le hice un gesto a Eric para que me siguiera la corriente. Solté las mantas y Austin volvió a taparse.
-El clima está delicioso, ¿y te vas a quedar sentado aquí?- le anunció Eric.
-Ese cabrón de Jack- dije hablando con Eric-.  Debe estar disfrutando de la cita.
-¿Pero... si Jack y Sam salen juntos, qué crees que harán?- Eric miró por el rabillo del ojo a Austin-. No puedo ni imaginarlo.
-Tienes razón. Deben estar en algún lugar al solecito tomando una siesta juntos.
-¿Apoyando sus cabezas uno en los brazos del otro?
Austin empezó a revolverse entre las sábanas. Nosotros nos abalanzamos sobre él, Eric le golpeaba con la almohada y yo tiraba de las mantas.
-Hey, salgamos. ¡Vamos!

Jack:
-El primer regalo de Navidad que Mackensie me dio fue éste.
Acaricié la cabeza de mi caballo. Sam le dio un poco de paja que Louis comió con gusto.
-¿Te dio un caballo como regalo? Cuando era pequeña... le rogué a mis padres durante cuatro días y tres noches por un perrito.
-¿Qué pasó? ¿Lo conseguiste?
-No, sólo conseguí una bofetada por pesada.
Me reí.
-¿Qué tal un paseo a caballo en vez de un perrito?
Asintió con energía. Salimos a dar una vuelta a lomos de Louis.
El día pasó rápidamente, como ocurre con todo lo bueno.
Empezó a anochecer cuando caminando llegamos al Empire State. Sam se quedó pensativa mirando un banco de madera. 

Un gran cartel indicaba la subida a un teleférico para ver la ciudad, lo señalé con el dedo:
-Samantha, ¿quieres subir a eso?
La agarré por el brazo arrastrándola hacia la entrada.

Austin:
Sin palabras me había quedado.
No había sido capaz de evitar la idea de espiarlos, y hacerlo me dañaba aún más. Ellos dos parecían tan perfectos uno para el otro.
Uno de los guardaespaldas petó en la ventanilla del coche. Pulsé el automático y esta bajó poco a poco.
-Señorito, traje el café que me pidió.
Lo tomé entre mis manos, todavía quemaba. Le dí un sorbo lento, sabía exactamente igual al que Sam me había comprado:
-Toma. ¿Quieres saber por qué vale tanto?
Y las vistas de la ciudad.
-¿Cómo está? ¿Tenía razón, verdad? Es igual a beber un café en la terraza de un hotel.

Samantha:
-¿No quieres beber algo?- me ofreció Jack.
Miré la máquina de los cafés, la misma de la que hacía un tiempo había sacado un café para Austin.
-No, estoy bien.
Adelanté el paso y entramos en el teleférico en el que había pasado una noche entera encerrada con Austin.
Las puertas se cerraron y se empezó a mover.
-Es la primera vez que subo a esto- dijo Jack mirando por el cristal-. ¿Has subido antes?
-Sí, una vez...
Revisé todo con la vista, y allí estaba la esquina en la que había dormido... con Austin.
Entonces caí en la cuenta de que había algo escrito con un permanente negro:
"Austin Jake Mcklaine & Samantha Gilbert: Primera noche juntos"
Abrí los ojos como platos, ¿pero cómo...?
Austin, si lo tuviera a mi lado lo mataría.
-¿No te sientes bien?- preguntó Jack.
-¿Huh? No, estoy bien.
Bajamos del teleférico y continuamos paseando por las calles. Y también continuaban en medio de la calle los pósters de Mackensie, nos paramos en frente de ellos.
-A ella probablemente le esté yendo bien, ¿cierto?
-No empecemos otra vez- dijo molesto.
-Lo siento.
-¿Si todo se arreglara diciendo "lo siento" entonces para qué hay leyes y policías en el mundo?
Y no sólo el escenario, sino que tras esas palabras Jack también me recordaba a Austin.

4 Flores:

Alejandra dijo...

Me encanta, simplemente es que....No quiero adelantarme pero...Jack es tan perfecto que me enamore de el y Austin es tan él que te hace amarlo hahaha....Espero publiques pronto :D

-Moye :B- dijo...

me encanto!! :B
pareciera un gran dilema, Jack es casi perfecto :B (porque no hay perfeccion), pero Austin es tan..!!.. BIPOLAR xd que hace que lo ames!

Besos!

aby dijo...

OMG!!! Amé el capítulo, de verdad!!! Dios, no tengo palabras para describirlo! Austin y Jack son tan ♥.♥
Diooos!!! Continuala prontooo por favoooooooooor!!! ^^ :D

PauLa (폴라) dijo...

Es cieeerto, ahí la palabra perfecta para describir a Austin BI-PO-LAR.
Yo la verdad es que me pongo en el sitio de Sam y es en plan, ¿a cual eligo? Por eso me quedo con Eric xD

Gracias por comentar n.n