martes, 27 de julio de 2010

Capítulo 2: Tú, Yo y Ése Tío (Parte 1)

 Cancion: Behind These Hazel Eyes - Kelly Clarkson

Samantha:
-¡Que me soltéis! ¡Socorro! - continué forcejeando, intentando escapar, pero ellos eran mucho más fuertes que yo-. ¿Qué queréis? ¡Ayuda!
-¿Estáis entrenando o algo así? - se escuchó una voz en la oscuridad del pasillo.
Los tres pararon de moverse, pero no me soltaron. Esa persona salió de la oscuridad, era él con su chándal blanco, Jack. Empecé a recobrar el aliento, y ellos se pusieron más nerviosos.
-Es que... - empezó uno de ellos.
Jack se arrodilló ante mí y acerco su cara a la mía, tanto que podía sentir su respiración golpeando mi cara.
-¿No olvidaste algún ingrediente en la receta de tortitas que me diste?
-¿Qué? - dije asustada.
-Las hice como dijiste pero... no hincharon.
-¿Pu...pusiste la levadura?
-Mm... claro... levadura... Por eso venden mezclas echas.
Miré hacia los que aún no me habían soltado. Jack me imitó, lanzándoles na mirada asesina. Continuó hablando:
-¿Qué hacéis aún aquí?
-Es que... Austin nos dijo...
-No es asunto vuestro - le cortó-. ¿A qué esperáis?
-Joder... ¡vámonos! - me soltaron y desaparecieron corriendo.
Jack también se incorporó, pero al contrario que los otros tomó una toalla y me cubrió los hombros con ella. Volvió a agacharse.
-Tienes la piel de gallina.
Se levantó otra vez y me dió la espalda para el también marcharse.
-Levadura... ahora ya lo sé- murmuró mientras caminaba-. Tendré que volver a probar.
-Jack... - se giró-. Gracias por ayudarme...
-Yo no te ayudé, simplemente odio estas situaciones tan incómodas.
Se metió las manos en los bolsillos y volvió a desaparecer en la oscuridad.

Austin:
-¿Qué? ¿Jack?- pregunté asombrado.
-Sí, apareció en ese momento...
Me estaba volviendo loco, en primer lugar aquellos tres habían interrumpido en mi casa y mi tranquilo juego de golf y en segundo lugar decían que no podían haber llevado a cabo mi nuevo plan en contra de la lavandera. Le dí un golpe a la pelota con el palo y ésta entró en el agujero, continué hablando:
-¿Quién os dijo que hicierais algo así?
-Austin... tu dijiste que la hiciéramos sufrir...
-¡Sólo dije que la asustarais hasta que admitiera su error! - grité-. Panda de inútiles.
-Lo sentimos. Es nuestra culpa- contestaron los tres a la vez.
Levanté el palo amenazante.
-¡¿Quereis que os expulse del colegio?! ¡Perderos! ¡Fuera de mi vista! - grité.
Salieron corriendo de mi casa. Era increíble, ¿cómo podían haber fallado? Me quedé callado durante un rato. Levanté la vista y me encontré a Peter, el mayordomo, y tres sirvientas.
-Peter, trae mi móvil por favor.

Samantha:
Las cinco de la tarde, la pequeña bocatería en la que trabajaba por las tardes acababa de abrir, por lo tanto casi no había gente. Selena se apoyó en la barra a mi lado.
-Sam, ¿de verdad estás bien?- preguntó algo preocupada.
-No fue para tanto... no exageres.
-¿Que no fue para tanto? Esos F4, pensé que serían más tolerantes siendo tan guapos, pero sólo son una panda de mal nacidos. Parecen una piña, los cuatro van siempre juntos, ¿no?
-No es así exactamente, uno de ellos es diferente.
-¿Cuál?
Sonreí y metí la mano en el bolsillo, de donde saqué el pañuelo de Jack. Era blanco y tenía bordadas en azul dos letras "J.A". Selena sonrió ampliamente.
-Jack Alexander, él es diferente.

Se hizo noche en la ciudad de Nueva York, la bocatería cerró y yo monté en mi bici para volver a casa a cenar. La gente caminaba apurada, sin detenerse a mirar a su alrededor, siempre igual, la misma rutina. Pero con un toque diferente, habían instalado unas enormes pantallas con publicidad y justo en ese momento salía ella, mi ídola. Mackensie, la artista del momento. Anunciaba un teléfono móvil táctil, pero ni siquiera presté atención al teléfono, solamente la miraba a ella, tan bonita, tan famosa, tan perfecta... Y una vez más salía perfecta.
Arranqué la bici de vuelta y a lo largo de la calle sólo se miraban más y más posters de Mackensie. Pero en uno de ellos un chico lo acariciaba. Detuve la bicicleta, esa silueta era... tan familiar.
-¿Jack?
El se giró, parecía avergonzado, cómo si no esperase que nadie lo encontrara allí.
-¿A ti también te gusta?- pregunté.
No dijo nada, simplemente dio un paso hacia atrás. Me reí.
-Toqueteando de ese modo las marquesinas te ensuciarás las manos.
Extendió sus manos, no me había equivocado estaban llenas de polvillo. Sonreí. Me bajé de la bicicleta y saqué unos pañuelos de la mochila. Estendió las manos para que le diese los pañuelos pero yo lo ignoré y use los pañuelos para limpiar la marquesina. Jack sonrió, me puse a su lado y ambos observábamos el poster.
-Es guapísima, ¿a que si? Parece una diosa que bajó del cielo. Rubia y de ojos azules, toda una diosa del olimpo- dije sonriendo.
-¿Diosa?
-Y no es sólo guapa de cara, también es listísma. Dona casi todo el dinero que gana como modelo a ONGs y aún por encima se licenció en Derecho Internacional en Francia.
-¿Conoces a esta mujer?
-¡Claro! ¡Soy su fan!.
-¿Su fan? - dijo Jack riendo.
-Todos esperaban que se hiciese cargo de la empresa de sus padres tras graduarse, pero yo no estaba de acuerdo. Sabía que Mackensie podía hacer algo aún más grande - miré hacia Jack-. Durante sus vacaciones escolares, se iba a África o a Afganistán.
-Parece que te has estudiado toda su vida.
-Si, bueno... Esto es sólo mi imaginación pero ojalá se case con alguien de la realeza o algún presidente, sería cómo una princesa que puede contribuir a la paz mundial o algo así.
-Solo es una modelo- dijo serio.
-¿Y? El presidente de Francia está casado con una modelo. ¿Quién sabe? Puede que algún día un presidente se enamore de ella y le pida matrimonio. Existen muchas posibilidades de que ocurra. ¿No crees?
Volvió a mirarme, y aquella cara de seria de antes cambió a una expresión de enfado.
-Cada vez que te encuentro me resultas más irritante y escandalosa.
Me dió la espalda dispuesto a irse por su camino. Me disculpé:
-Yo sólo...
-¿Qué sabrás tú? - dijo dándome la espalda-. No sabes nada de Mackensie.
Y desapereció la más rápido posible.
Me monté de vuelta en la bici y pedaleé a casa. Era tan raro... ¿había metido la pata?
Entré en casa y me senté a la mesa con mi padre y mi madre. Frankie seguía sentado delante del ordenador.
-Frankie, ¿no vienes a la mesa? Llevas todo el día sentado delante de ese cacharro - gritó mamá-. ¿Te da dinero o te alimenta? Sólo gasta electricidad y por lo tanto dinero.
Pinché con el tenedor las patatas fritas y las mojé en el huevo.
-¡Eso! ¡Las ondas te van a dejar tonto!- continuó papá.
-Puedo ganar mucho dinero gracias al ciber trabajo - contestó Frankie.
-¿Ciber qué...?
-Ciber trabajo... - repetí.
-Puede que los ricos y adinerados dominen el mundo pero para seguir delante necesitan a un viciado como yo, ¿cómo que crees que sigue adelante el Grupo Mcklaine?
-Creo que las ondas ya te han afectado al cerebro- dijo papá con la boca llena.
-No hables con la boca llena anda... - riñó mamá.
-Vaya...¿qué es esto? - Frankie clavó la vista en la pantalla-. ¡¡Supermovidón!!
-Oye - rió mamá-, tengo 40 años y jamás he oído hablar de un  supermercado con ruedas.
-Cariño, no quiso decir eso - continuó papá haciéndose el interesante-. Un supermovidón es un coche nuevo.
Puse los ojos en blanco.
-No, un supermovidón es: "la-que-se-va-a-liar-como-sea-cierto" - expliqué-. ¡Eso quiere decir!
-¡Sam! ¡Pedazo titular! Se dice que en tu colegio hay una adolescente embarzada.
Mis padres abrieron los ojos como platos, yo me atraganté con la comida y empezé a toser. ¿Adolescente embarazada? Todos nos levantamos y corrimos hacia Frankie.
-Mirad, "Miss T, que está en 1º de Bachiller en el Waldcorf Secondary School, ha sido vista varias veces entrando y saliendo del área de tocología en el Hospital Monte Sinaí"
-¡Ése es el hospital más caro de toda Nueva York! - exclamó papá.
-Miss T de 1º de bachiller, Sam esa es tu clase, ¿quién es?- dijo mamá.
-Pero, Miss T, Tanya, Tamara, Tifanny... hay tantas...
-Este mundo está echado a perder, ¿cómo puede una chica tan joven quedarse embarazada? - preguntó papá.
-¿Cómo puede ocurrir algo así en una escuela tan prestigiosa? Señor, ¿qué les pasa a los ricos para hacer cosas así?- dijo mamá horrorizada.
-¡De hecho los ricos son los más terribles y malvados!- afirmé-. No me mireis así, sabéis que es verdad..

*¡Empieza nuevo capíitulo! A ver si al final sabéis quién es "Tú", quién es "Yo" y quién es "Ése Tío". A lo mejor no es lo que pensáis a primeras :)

9 Flores:

Helen dijo...

Pufpufpuf! Yo estoy sacando teorias, de momento no estoy muy segura de quien es tú ni yo ni ese tio. Quien sera la estudiante embarazada? Me alegro de que Jack sacase de ese lio a Sam. Tengo ganas de que continue! Espero la continuacion con muchas ansias! Me encanta seguid asi!

seductive angel dijo...

mmmm yo ya toy sakando mmis conclusiones i kreo k toy en lo cierto.. ii tmbn kreo k kien es la xika embarazada.. me gguta... ojala k hoy continue con los demas cap..

Gisell 0.= dijo...

nunca me aburro con BBF, en cada capitulo siempre hay algo interesante, gracioso y que nos haga lagrimear.

Los coreanos se anotaron una con esta serie.

Gracias por compartirla con nosotras

Publica pronto

FIGHTING!

Maibeth K. dijo...

http://withoutwakingdreams.blogspot.com/

Pasate por mi blog

Alejandra dijo...

Maldito Austin y Jack es todo un principe, lo ame desde el primer mimento en que salio en la historia, jejej publica pronto porfa :D

nina-rcc dijo...

wow esta super.. supongo que lamodeoe era el amor platonico de Jack y ella le hizo algo y bueno ya saben... una pregunta ¿jack se esta enamorando de sam? y austen le gusta le termina gustando sam??? hay que genial ... NO SE PIERDA EL PROXIMO CAPITULO DE TIK TOK, SOMEBODY TO LOVE jaja toda publicitaria...

Mapita:)*! dijo...

jaja pues espero qe publiqen pronto para saber qien esxD me encanto el capitulo
encerio qe me encnata esta historia & espero anciosa la siguiente entradaxD asi qe please por el amor de dios no demoreis demasiadoxD
jajaja nos vemos
las quiero besos(K)

Elena dijo...

me encanto el cap
amo este blog ^^

nezsa♥ dijo...

hola tienen un premio en mi blog