viernes, 8 de abril de 2011

Capítulo 8: Porque soy Estúpido (Parte 5)


Samantha:
Sábado por la tarde. Tras haber terminado mis deberes, había salido a dar una vuelta por el vecindario. Hacía mucho frío, y la nieve cubría todo de blanco.
Mientras caminaba, sentía como si alguien siguiera mis pasos. Me giré descaradamente y cuatro hombres con traje negro se pusieron a silbar, haciéndose el loco.
-Uno, dos, tres, cuatro- dije en alto intentando disimular-. Cinco, seis, siete, ocho... ¡Adiós!
Empecé a correr lo más rápido que pude y aquellos hombres me siguieron. Entonces, una limusina negra aparcó en medio de la calle cortándome el paso. La puerta trasera se abrió y salió...
-¿Aus... tin?
-¿Qué haces por este vecindario y a estas horas?- me preguntó-. El suelo resbala, deberías estar en casa. ¿Por qué estás corriendo?
-Estoy haciendo ejercicio.
-Ejercicio en la calle, eso demuestra lo pobre que eres- abrió la puerta de la limusina-. Entra.
-¿Por qué?
-Dijiste que estabas haciendo ejercicio.
-Sí, y seguiré con lo mío. Adiós Austin- y empecé a correr de vuelta.
-¡Hey! ¡Quieta!- gritó Austin-. ¡Samantha ven aquí!
Así empezó una extraña persecución, yo a la cabeza, Austin detrás gritando mi nombre y tras Austin... su limusina.
-¡Ve a por ella! ¡Yo no me pierdo!- gritó Austin al chófer.
El coche tomó velocidad y nos adelantó volviendo a parar ante mí para cortarme el paso. Austin llegó con la cara roja y me agarró por la chaqueta.
-Entra- dijo jadeando-. Vamos entra.
-¡No quiero!
-Que entres he dicho, vamos a hacer ejercicio a mí manera.

Austin:
-Tengo frío, odio esta ropa- Sam no paraba de quejarse-. ¿Por qué tengo que vestirme de esta forma?
-Vamos a jugar al golf- le expliqué.
Montamos en el carrogolf y llegamos al campo de golf. Tomé mi palo favorito y me preparé para golpear la pelota.
-¿Y toda esta gente?- preguntó Sam mirando por el rabillo del ojo a los que nos rodeaban.
-Los de negro son mis guardaespaldas, las del uniforme morado cargan nuestras cosas y el resto... nos aplauden.
Me coloqué y golpeé la pelota, que entró sin problemas en el hoyo.
-¡Buen tiro!- aclamaron todos.
-Tú inténtalo también.
Le entregué el palo a Sam y se puso en una posición algo rara.
-Dobla tus rodillas- le indiqué-. Un poquito más, un poquito más. Estira tu espalda.
Tomó aire, levantó el palo para golpear y salió volando golpeando a uno de los guardaespaldas.
-Ups...¡Buen tiro!- exclamó.
Pasamos por varios hoyos, yo metía todas las pelotas y ella no golpeaba ni una.
Se preparó de vuelta y golpeó la pelota, lo único malo es que cayó en el agua.
Llevé la mano al puente de mi nariz, era imposible enseñarla a jugar.
Se quitó los zapatos y las medias, acto seguido se metió en el agua para cojer la
pelota, aunque lo único que podría pillar sería una pulmonía.
Me acerqué a ella y la cargué sobre mi hombro.
-¡Hey, Austin! ¡Bájame!

Samantha:
Austin dijo que era patética jugando al golf, así que me llevó a cenar. Era un restaurante quizás demasiado refinado, ya que tuve serios problemas para descubrir con cuál de la gran colección de tenedores comer, ¿es que tenía que saber que existe un tenedor específico para cada plato?
-Estoy llena- anuncié tras terminar mi plato.
-Si terminaste de comer, vamos- dejó el dinero sobre la mesa-. Si quieres te dejan llevarte la comida que sobra para casa, pero eso demuestra poca clase.
-Adelántate. Regresaré enseguida.
Me acerqué a la cocina para pedir lo que nos había sobrado, estaba segura de que a mi familia les encantaría.
-Tenga usted- me dijo el camarero.
-Gracias. ¡Regresaré la próxima vez!
Con las bolsas en las manos, me puse a caminar al aparcamiento, pero tropecé con alguien. Caí al suelo, y la comida también esparciéndose por todas partes.
-Oh My God, ¿quién es ésta?- dijo una vocecita irritante.
Levanté la vista y allí estaban las BGirls.

-¿No es Samantha?- dijo Sunny-. ¿Qué estás haciendo aquí?
Detrás de ellas aparecieron tres chicos, por su porte parecían ser también ricos.
- ¿La conoces?- preguntó uno de ellos.
- No- respondieron a la vez.
-¡Omg, el olor!- Miranda se tapó la nariz-. ¿Te ocupas de la basura del restaurante?
-Oh no, qué hacer. Creo que está llevando
la comida de otra gente, a su casa- se burló Sunny.
-Horrible! ¿Podrías esperar un momento? Puedes llevarte a casa nuestras sobras- añadió Ginger.
-¿Quiénes sois vosotros?- preguntó Austin, me miró-. ¿Por qué estás sentada en el suelo?
-¡Austin, cuánto tiempo! - dijo uno de los chicos-. Tus gustos han cambiado desde la última vez que te vi. ¿Quién es ella? ¿Tu sirvienta?
Austin lo fulminó con la mirada y lo agarró con violencia por el cuello del Jersey:
-¿Quieres callarte la boca tranquilamente...
O debería hacer que un artículo aparezca mañana diciendo que tu compañía ha cerrado sus puertas?
-Lo siento.
-No a mí- Austin lo soltó-. A ella.
-Me disculpo. Por favor perdóneme.
Austin me ayudó a levantarme y me sacó de allí.
Entramos en su coche, y condució a uno de esos lugares dónde las parejas van a ver películas sentados en el autocar.

-Pensamientos-
Austin: ¿Qué debería hacer?
Sam: No puedo tragar la saliva naturalmente.
Austin: ¿Cómo debería empezar para que parezca natural? ¿Por qué hace tanto calor? Si me quito la chaqueta diciendo que hace calor, probablemente me meta un puñetazo, ¿verdad?
Sam: Dios realmente...- en la gran pantalla los protagonistas de la película se besan-.
¿Por qué aparece esa clase de escena así de pronto?
Austin: Austin, ahora es el momento. ¡Gira tu cabeza!
Sam: ¡No! ¡Por favor no me mires ahora!
¡Austin, si volteas la cabeza, estás muerto!
Austin: Joder, no puedo hacerlo.
Sam&Austin: Qué estrés... ¡a comer palomitas!
Los dos estiran las manos hacia las palomitas, y se chocan. Apartan las manos rápidamente avergonzados.

Austin la mira y se acerca lentamente a sus labios. Sam cierra los ojos con cuidado. Cada uno puede sentir los corazones acelerados del otro y...
-Responde el teléfono, por favor~- grita el teléfono de Sam.
Austin se aparta y se apoya contra el sillón con fastidio.
-¿Diga? ¿Papá? No llores, ahora mismo estoy en casa

6 Flores:

Elena dijo...

que inoportuno el telefono xD
buen cap

Alejandra dijo...

Hahaha ne acuerdo del tonito que sale en la serie y me da risa, yo quiero uno así para el mio :D

Son tan lindos, tan diferentes que se entienden a su manera :D

PauLa (폴라) dijo...

@Elena, a que siiii? Maldito teléfono ¬¬ nos quedamos sin beso por su culpaa xD

@Alejandra vaaaya, jaja a mi me asustó la verdad xDD Y se entienden a su manera extraña jeje

only(*) dijo...

solo si te gusta sigue mi blog ;)
http://onlyyoulivethelife.blogspot.com/
muy chulo tu blog ;D

-Moye :B- dijo...

:B! jajaja!
maldito telefono! t.t
queria beso! D:

xd! exelente capi como siempre! :D

BESOS! ñ.ñ

Rocío dijo...

ame la historia, esta muy buena pero necesito saber como sigue =)
Me atraparon mucho las encontré de casualidad y no pude evitar querer leer así que quiero leer YA el próximo capitulo :D

las sigo, pásense http://www.myegoiskillingme.blogspot.com/