lunes, 2 de agosto de 2010

Capítulo 2: Tú, Yo y Ése Tío (Parte 3)

 Canción: Paparazzi - Lady Gaga


Samantha:
El timbre sonó indicando el comienzo del recreo. Me levanté y Chelsea se me acercó sonriendo, me tomó de ganchete y ambas salimos juntas al patio. Nos sentamos en un banco.
-¿Así que le diste una buena tunda a Austin?
-Bueno, en realidad sólo fue una patada en la cara- contesté sonrojada-. Él solito se las buscó, ¿te parece normal lo que se inventó?
-¡Viva la chica maravilla! -exclamó Chelsea.
Ambas reímos.
-Chelsea, ¿llevas mucho tiempo estudiando aquí?
-Sí, algo. Estuve en el parvulario Waldcorf, pero me mudé a Alemania, después volví y aquí estoy en la escuela secundaria del Waldcorf.
-Entonces, ¿estuviste con el F4 en el parvulario?- asintió-. ¿Y ya iban poniendo tarjetas rojas por ahí?
-No, verás... la historia del F4 es... ¿quieres oírla?
-Claro.
-Verás, ellos son hijos de las familias más influyentes de América, y como ya sabrás esta escuela es patrimonio del Grupo Mcklaine, por lo tanto el Sr.Mcklaine y su esposa dejan a Austin gobernar este lugar, como un entrenamiento para dirigir el Grupo Mcklaine en un futuro. Es como si Austin y el resto del F4 fueran la nobleza de este lugar, ¡su palabra vale más que la de cualquier profesor! Hasta el director de la escuela les teme...
-¿Quieres decir que las tarjetas rojas forman parte del reinado del F4?
-Exacto, ésa es una de las razones por las que jamás los verás con el uniforme puesto... ellos mandan. También reciben clases especiales, jamás han estado con otros alumnos en una misma clase, tienen su propio salón con sus profesores privados.
Estaba flipando, ¿una clase dónde sólo asistían ellos cuatro? ¿Podía eso ser posible?
-Éste es su último curso aquí, ya que pasan al campus de allá- Chelsea señaló un edificio bastante parecido a nuestra escuela-. Aquel es la Universidad del Waldcorf, supongo que luego sembrarán el terror entre los universitarios.

Austin:
Sentado en el sofá de la sala privada del F4 en mi casa. No paraba de reírme de mi suposición. Jack como siempre jugaba sólo a las cartas. Eric y Leo, juntos al billar.
-¿Qué le hace tanta gracia?- preguntó Leo a Eric.
-Hay que reconocer que la chica no vaciló al darle tal patada al Gran Austin Jake Mcklaine - respondió Eric golpeando la pelota con el taco-. Hacía mucho que ir al colegio no era tan divertido. Pero, ¿no te recuerda esa chica a alguien?
-Cierto, estaba pensando lo mismo- Respondió Leo-. ¿A quién?
Eric y Leo hicieron el amago de estar pensando. Sin duda, tenían ganas de tocarme la moral.
-¡Ashley!- exclamaron ambos a la vez.
-¡No! ¡Ni de coña! - respondí.
-Sí, sí, hay un parecido entre ambas- Leo me señaló con el dedo.
-¿Qué parecido? ¿Cómo podéis comparar a esa palurda con mi hermana?
-Venga, no me digas que no lo has pensado-Reprochó Eric.
-¡Calla!- Dejé de mirarlos y me eché a reír otra vez.
-Pero, ¿podemos saber de qué te ríes? - Siguió Leo.
-¿Te ronda algo por la cabeza?
Volví a mirarlos y sonreí ampliamente:
-¿Es que aún no lo habéis pillado? Esa polluela está loca por mí.
-¡¿Qué?!- exclamaron Eric y Leo a la vez.
Se escuchó una risilla floja de Jack, acompañada de un susurro:
-¿No será mas bien al revés?
Ignoré su comentario y continué hablando hacia Eric y Leo. Ninguno de los dos se creía mis palabras:
-Austin, ¿de qué manera ilógica has llegado a esa conclusión? - Preguntó Eric incrédulo.
-Tíos... - volví a reír-. ¿Y vosotros os hacéis llamar Dioses del amor o Casanovas? Las tías siempre piensan lo contrario de lo que hacen. Es decir, aunque parezca que me odia... en realidad se muere por mis huesos. Pensadlo un momento, no quería que el chico que le gusta pensara mal de ella así que vino a insistir en que era pura e inocente.
-Siguiendo esa lógica... - Me cortó Eric.
-También dijo que nunca la habían besado... - Continuó Leo.
-Y ése es su modo de decirme que está esperando a que yo sea el primero en besarla.
Eric empezó a aplaudir:
-¡Bravo! ¡Bravo! - paró los aplausos-. Impresionante Austin, y no es porque seas mi amigo.
-No lo tenías ni que decir - exclamé orgulloso-. Sabía que era raro que el carisma de Austin Jake Mcklaine no causara efecto en ella. ¿No creéis? Que boba es... cree que puede engañarme actuando de esa manera... Aunque sería muy agobiante si hubiera sido muy directa, ¿no os parece?
Todos se echaron a reír, menos Jack, que apartó las cartas, se levantó de la mesa y se sentó en el sofá a mi lado:
-Sinceramente, creo que estáis todos locos.

Samantha:
Increíble, primero me acusaban de ser la famosa "Miss T" y en cuánto todos habían olvidado tal tontería... mis padres me seguían obligando a ir al Waldcorf Secondary School.
Subía las escaleras exteriores del patio para entrar en la escuela, intentando pasar inadvertida. Aún así no podía parar de meditar en voz alta:
-Y que aún después de eso tenga que volver a este lugar...madre mía. Por eso necesito controlar mi mal genio. ¿Por qué siempre tengo que liarla parda?
Sentí un dedo en mi hombro y levanté la vista. Eran cuatro hombres, con trajes negros y gafas de sol del mismo color:
-¿Es usted la señorita Samantha Gilbert?
-Sí, soy yo.
-¿Podría acompañarnos?
-¿Qué? ¿Adónde? - necesitaba una excusa, no sabía quiénes eran ni qué querían -. Es que... ahora estoy ocupadilla.
-Tenemos órdenes de llevarla con nosotros.
-¿Órdenes de quién?
-Lo sabrá cuándo nos acompañe.
-Pues... es que... ¡tengo que ir a trabajar! -mentí-. Otro día será, ¡adiós!
Me dí la vuelta y empecé a bajar de vuelta las escaleras. Pero ellos me seguían. Aceleré el paso, y aquellos hombres me imitaron.
-¡Ay, joder, no me sigáis!
Empecé a correr como una loca por los grandes jardines. Ellos iban detrás mía. Me metí por un montón de lugares, me escondí detrás de arbustos... En cuánto todo parecía despejado salí de mi escondite lanzando un largo suspiro. La suerte no parecía estar de mi parte, ellos aparecieron por mis espaldas y me sujetaron en el aire. Grité:
-¡Ah! ¡Soltadme!
Un coche negro y muy grande aparcó delante de nosotros. Me agarraron y me metieron a la fuerza en el coche. Estaba sentada entre dos de los hombres. Seguí pataleando y gritando:
-¡¿Qué estáis haciendo?! ¡Soltadme!
-¡Éstate quieta niña! - le mordí en el brazo al de la derecha-. ¡No muerdas!
Pasé al de la izquierda, y le tiré fuertemente de los pelos.
-¡¿Ésto es un secuestro?!
El de la derecha sacó un paño con un bote, mojó el paño en el líquido y me tapó la boca. Después todo se volvió negro.

"Ahh, qué bien huele. Como un jardín lleno de flores. Agradable y perfumado. Y alguien está tocando mi cuerpo... ¡Mi cuerpo!"
Abrí los ojos de repente. Estaba tumbada en una camilla con un montón de estilistas rodeándome y echando cremas en mis piernas y brazos. Ellas hablaban cómo si no estuviera yo allí:
-No es necesario hacer una liposución, ¿verdad?
-No está gorda, tiene un cuerpo muy bonito. Eso no haría efecto. ¿Has preparado el láser?
-Sí, pero antes tenemos que depilarla.
Estaba en shock, ¿dónde demonios...?
Un enorme dolor atravesó mi pierna, ¡¿me estaba depilando?!
-¡AAAAH! - grité.
Me usaron cómo un maniquí. Me maquillaron, me peinaron, cambiando mi pelo corto por unas largas extensiones onduladas. Me vistieron con un vestido palabra de honor que llegaba a mis rodillas y unas sandalias muy bonitas con un tacón enorme. Y una enorme gargantilla de diamantes en mi cuello con unos pendientes a juego. Tras eso apareció un hombre de pelo canoso y traje de pingüino. Sonrió y con una señal me indicó que lo siguiera. Aquella mansión era enorme, estaba decorada con un aire antiguo. Sofás de cuero, grandes ventanales, a través de los cuáles se podía ver un enorme jardín con un lago precioso. De vez en cuándo nos cruzábamos con chicas vestidas con un uniforme de sirvientas que me miraban de forma extraña. El hombre pareció darse cuenta de mi incomodidez:
-Todo el mundo siente curiosidad porque es la primera vez que ocurre algo así. El señorito jamás ha traído una chica a casa.
-¿Señorito? - murmuré-. Disculpe, ¿puedo preguntarle algo?
Caminé detrás de él:
-Claro, pregunte lo que quiera.
-Esto... ¿seguimos en América?
-Sí, señorita - Siguió caminando.
-¿Esto es la casa Blanca?
-No, sigue usted en Nueva York.
-¿Puedo preguntar otra cosa?
-Claro Señorita.
-No me llame Señorita. Me llamo Samantha, pero odio que me llamen así, por favor llámame simplemente Sam.
-De acuerdo, Sam.
El pasillo era muy largo, y lo único que se repetí una y otra vez eran un montón de puertas.
-¿Esto... es un prostíbulo?
El hombre paró en seco y me miró con una extraña expresión.
-Es que... hay muchas puertas...
-¡Claro que no Sam! Además, le dije que la trajo el Señorito.
-Es cierto... Oiga, ¿sabe por qué estoy aquí?
-Yo tampoco estoy muy seguro de eso, señorita.
-Y, ¿a dónde vamos?
-Estamos muy cerca, señorita. La está esperando.
-¿Esperándome? ¿Quién?
-Ya se lo he dicho, el señorito.
Abrió una enorme puerta y me invitó a pasar. Cerró la puerta y estaba yo... sola.
Caminé sin rumbo durante un rato hasta que llegué a un enorme salón. Era tan grande cómo mi casa entera, pero lo que más me llamó la atención fue la figura que miraba por la ventana dándome la espalda. Era... perfecta. Tan perfecta que me parecía adivinar quién era esa persona:
-¿Jack?
Al oírme el chico se dio la vuelta y la pesadilla comenzó.
-Tú... ¿tú?... ¡¿tú?!... ¡Tú! - grité.

*Muahahaha! ¡Qué malas sómos para dejarlo justo ahí,eh?! Bueno, comentad y el miércoles descubriréis quién es "esa persona que mira por la ventana" xD ¿Alguien tiene alguna sugerencia acerce de quién puede ser? :) Por cierto, normalmente solemos poner canciones al principio de los capítulos que riman bien con lo que va sucediendo, así que tenemos una pregunta, ¿os gustaría que pusiéramos canciones del drama original? Votad en la encuesta por favor^^

7 Flores:

Alejandra dijo...

Claro que me encantaria que pusieran canciones del drama original, no tan hermosas !!!! Yo ya se quiene s la persona de la ventana ñakañaka jejeje, pero no voy a decir jejeje, publica pronto porfa porfa jejeje

Gisell 0.= dijo...

jaja yo tambien se quien es!!
pero no hay que dañar la sorpresa
la idea de las canciones originales es muy buena, sus letras son muy lindas y el ritmo es muy bueno

Mapita:)*! dijo...

D:!!!!
austinxD?!
sera austinxD?!
aaa ya qiero saber!
please apiadense & publiqen prontooxD! esta historia me tien super obsecionadaxD!!
encerio muero por qe pubiqenxD!
suban prontooxD!
cuidense:D las quiero(K)

mapita^^

мαʀιι.тяӘllәs dijo...

Chicas, les tengo qe decir: ME HAN HECHO UNA FAN DE ESTE DRAMA!
Y no solo del blog, si no qe desde que MaPa me paso la pag del blog me dio curiosidad y me he estado viendo todos los caps x YouTube XD
Son responsables de mi incumplimiento en mi blog!
Jaa no se crean.
Sigan con el blog ;)

Helen dijo...

Ya he votado la encuesta ;)Creo que es Austin! xDD no? tengo unas ganas de saberlo mañana... Estoy que no puedo conmigo! ya sabeis mi opinion, me encanta sencillamente. Es precioso, como estais transformando la serie. Me gusta esta version, y no conocia la serie hasta ahora. Por favor seguid asi! me muero de ganas de leer el proximo capitulo!

°Soljade°•.•.☆ dijo...

O.O Jack no puede ser si no no se hubiera alterado uhmnn tal vez el patetico embustero de Austin?? ojala no (yn), me encanto el misterio en este capitulo se em estaba saliendo el corazon del pecho LO JURO!!, aaaaaa muero por leer y saber quien es el tipo de la ventana ¬¬', posteen pronto porfaaa, byee

Anto! :D dijo...

ME ENCANTOO!! estoy casi 100% segura de qe es Austin :) jajajaja pero si no es ni idea de qien podria ser ah xD porqe Jack no es.. no?? ejeje PUBLICA PRONTOO!! me estoy muriendo de curiosidad :S ahh! bueno jeje xD bye cdt besos!