miércoles, 4 de agosto de 2010

Capítulo 2: Tú, Yo y Ése Tío (Parte 4)

Canción: Tell me something I don't know - Selena Gomez


Samantha:
-Tú... ¿Tú?... ¡Tú! - exclamé-. ¡¿Qué haces aquí?!
-¿Qué tiene de raro que esté en mi propia casa?- contestó Austin sarcástico.
Se acerco a mí lentamente.
-¿Tu casa? - asintió vacilante-. Osea, ¿aquí es dónde vives?
-Exacto.
-¡¿Por qué?! - cerré los puños y los puse delante de mi cara-. ¿Qué tienes en mente ésta vez?
-Ya he conseguido lo que quería- me agarró de los hombros y me puso delante de un espejo-. Mira, eres tú. ¿Sorprendida verdad? Con dinero se puede convertir a un patito feo en garza.
-Se dice patito feo en cisne, imbécil -murmuré-. ¿Y a qué viene esto? ¿Quién te ha pedido que me cambies el look, eh?
-Oye, plebeya. Si te gusto, sólo tienes que decirlo.
-¡¿Qué?! ¿Que tu me... qué? - dije sorprendida.
-Te gusta confundir a la gente, ¿eh? - respondió sonriendo.
-Austin, existe un límite para las bromas. Y tú me has secuestrado, ¡es un delito muy grave!
-Tranquila, estamos solos así que puedes dar rienda suelta a tus sentimientos. Seré bueno y a partir de ahora te dejaré que me hables cuándo estemos fuera de la escuela.
Abrí la boca, pero ¿se estaba escuchando a si mismo? ¿Este chico tomaba algún tipo de medicamento y éstos eran los efectos secundarios?
-¿Qué? - dijo mirando mi reacción-. ¿Te ha pillado por sorpresa mi superproposición? ¿Te lo repito? Acabo de decirte que, cuando estemos solos, permitiré que seas mi novia- se puso a mi altura y acercó su cara a la mía-. ¿Lo entiendes ahora?
-Definitivamente, has perdido la cabeza. Estás cómo una cabra. Ya sé, ¿se te ha atascado el cerebro por exceso de grasa? ¿Qué? ¿Ser tu qué? ¿Tu novia? Ni lo sueñes, me largo.
Me dí la vuelta dispuesta a largarme de aquella mansión de locos. Austin me agarró del brazo. Me giré de vuelta hacia él.
-Tu cerebro es el único que no funciona bien -me reprochó.
-Apártate ahora que estoy de buenas- le amenacé.
-¿Sabes cuánto he gastado en tu cambio de look? ¡10.000$!
-¡¿10.000$?! - grité asombrada.
-Justos. Pero eso no es nada, si estás conmigo puedes disponer de eso y más cada día. ¿No es lo que quieres? ¿Estás loca?
-Si me secuestra un psicópata como tú, ¿pretendes que esté en plenas facultades mentales? Cuando veo tu cara siento cómo miles de bichos se arrastran por mi cuerpo. Y tranquilo, que te devuelvo tus 10.000$.
Me quité el colgante de diamantes y los pendientes y los tiré con fuerza al suelo. Austin, me observaba perplejo y en completo silencio. Me puse a buscar la cremallera del vestido, pero caí en la cuenta de que estaba ahí delante, ¡ni loca me desnudaría delante suya!
-¿A qué esperas? ¡Traéme mi uniforme! - le grité.

Austin:
No paraba de dar vueltas al rededor del gran salón. Esa niña, plebeya, lavandera, mala hierba... ¡¿rechazarme a mí?! ¡Al heredero del Grupo Mcklaine!
Tres sirvientas aparecieron acompañadas de Peter, el mayordomo. Una de ellas traía té, otra venía a recoger las joyas que la niñata había tirado al suelo y la última venía con los zapatos negros que usaba para ir a la escuela. Me acerqué a la última, le arranqué los zapatos y los lancé al suelo:
-¡Tira esos zapatos a la basura!- grité-. ¿A qué esperas? ¿No lo he dicho bien claro?
La mujer accedió rápidamente a mi petición. Miré hacia Peter:
-Despídelos a todos.
-¿Cómo dice Señorito?
-¡Despide a todos los que trabajaron en ella! ¿Qué era ese peinado? ¿Y la ropa? ¿Cómo puede esa gente hacerlo tan mal?
-Pero, Señorito, son los mejores de Estados Unidos.
-Me da igual, ¡quiero a los mejores del mundo! ¡A los más caros que existan!
-Entendido, Señorito- dijo haciendo una leve reverencia
Todos quedaron en silencio, pero se empezó a escuchar un leve ronroneo. Dirigí mi vista a la mesa dónde estaba el té. De un jarrón con flores que había salió una abeja enorme. Empecé a gritar y a correr por toda la sala:
-¡Ah! ¿Qué es eso?- me escondí detrás de Peter-. ¡Una abeja! ¡Mátala rápido!
Las sirvientas se movilizaron intentando sacar el bicho de la habitación. Yo seguía escondiéndome detrás de Peter, cómo si fuese un niño pequeño.
-¡Bicho asqueroso! ¡Que no se me acerque!
Abrieron la ventana y instintivamente la cerraron.
-¿Ya está?- pregunté.
-Sí, ya la hemos echado fuera- contestó Peter.
Lancé un suspiro y salí de detrás de Peter. Me acomodé el traje:
-Ese té... ¿quién lo ha echo? - una de las sirvientas dio un paso hacia delante indicando que había sido ella-. Bien, estás despedida.
Y salí de la habitación.

Samantha:
Aquella casa... era tan amplia, ¿por dónde se suponía que quedaba la puerta? Caminé de un lado a otro completamente perdida. Cada una de las habitaciones por las que pasaba era más grande que la anterior. No se cómo llegué hasta el baño, tenía una bañera enorme, un jacuzzi... Por dios, ¡aquel baño ya era más grande que mi propia casa! Aún así. sólo tenía tiempo para pensar en otra cosa. ¿Cómo me había quedado en blanco? Mi mente viajó unos minutos atrás, cuándo todavía estaba con Austin:
-Y otra cosa - dije antes de irme-, parece que no lo sabes, pero los amigos no pueden comprarse con dinero. Los conquistas con tu corazón.
Austin puso los ojos en blanco:
-No existe nada que no pueda comprarse con dinero. Venga, dímelo, dime algo que no se pueda comprar con dinero.
-Pues... - intentaba pensar algo, pero nada se me ocurría.
-Ni tú lo sabes. En este mundo, no hay nada que no pueda comprarse con dinero. Venga, dímelo ahora mismo- hizo una pausa-. Plebeya.
Al final conseguí salir de la enorme mansión. Iba caminando por las aceras exteriores a la vez que pensaba, ¿en serio no existía nada que lo pudieras tener sin dinero?
Miré mis pies, con las prisas no había caído en la cuenta de que aún llevaba puestos aquellos caros tacones. No volvería a esa casa de locos a buscar mis zapatos. Me los quité y los lancé por encima del alto muro que había al rededor de la mansión de Austin. Gracias, pero no quería nada suyo. Continué caminando cuándo una moto paró delante mía. El que conducía se sacó el casco y en cuánto lo vi, lancé una enorme sonrisa:
-¡Jack!

Jack:
Nos sentamos en un banco que quedaba en un parque cercano. Ella habló:
-¿Ibas a algún sitio?
-A casa, ¿y tú?
-A casa también.
Miré hacia sus pies y luego a sus ojos:
-¿Con esas pintas y descalza? Tú... no tenías el pelo tan largo...
-Bueno... tuve un imprevisto.
Me reí:
-Es extraño, pero cada vez que te veo estás metida en algún lío.
-Sí, ¿verdad? - rió nerviosa-. Jack, ¿puedo preguntarte algo?
Asentí.
-Vale, ¿existe algo en este mundo que no pueda comprarse con dinero? Que aunque desembolsaras millones y millones no lo conseguirías. No, ¿verdad?
Me puse a pensar. La pregunta era bastante rara, pero tenía su lógica.
-Aire -Respondí.
-¿Qué? ¿Aire? ¡Aire, es cierto! - nos echamos a reír-. ¡Es cierto! ¿Cómo no se me ocurrió antes?
Le despeiné la cabeza:
-Eres una chiquilla muy interesante- me levanté, me acerqué a la moto y la lancé unas zapatillas deportivas que ella cogió al vuelo-. Póntelas, si vas descalza por ahí pillarás un resfriado.
Me monté en la moto y desaparecí a lo lejos.

*¡Prometido capítulo del Miércoles! ^^
Tenemos varias cosas que anunciar, la encuesta ha terminado y ha ganado el "Sí" por un voto. Tranquil@s tod@s los qu habéis votado no, sólo pondremos las canciones del drama original en capítulos que no encontremos alguna otra que se ajuste :) por supuesto, avisaremos.
Desde aquí pedimos disculpas a los seguidores de los blogs de мαʀιι.тяӘllәs, somos las responsables del retraso en sus historias xDD Perdón, perdón, pero es inevitable no engancharse al drama, ¿verdad Mari? jeje por cierto, te dejo una web dónde ver tódos los caps online (en youtube la eliminan continuamente y el último cap nadie consiguió subirlo) Pulsa aqui, Mari :)
Oh, y gracias a Mapita por hacernos propaganda del blog :DD. Gracias, ¡eres todo un amor! ^^ Te devolvemos el favor. ¡¡Pasaros por la increíbles historias de Mapita!!:
Un Hermoso Rayo de Luz
A little more personal
Secreto frente al espejo

7 Flores:

Alejandra dijo...

Sabia que era Austin :D
Jack tienene mucha razon el aire no se puede comprar con dinero jajajaja, me hubiera gustado ver la cara de Austin si Sam le hubiera contestado eso, ya me conosco cada una de sus expresiones (me imagino que son iguales a las de JunPyo)

Bueno espero que subas pronto :D

Helen dijo...

Yo tambien lo sabia :) más o menos xD. Me encanta, me encanta, me reencanta este capitulo. ¡Es increible! Que se fastidie Austin. Pero es cierto, hubiera estado bien que le hubiese contestado "El aire". Ya espero el siguiente con unas ansias increibles. No aguanto más, no me tengais asi T.T

PUBLICAD PRONTO! :DDDDD

Mapita:)*! dijo...

jaja lo sabiiiaaaaxD!
era austin:D
chicas... encerio qe cada vez amo mas esta historiaxD!!! lo jurooo!! es adictivaaxD(L)
ahora qe desperte, una de las primeras cosas qe vinierona mi mente fue: hoy publican en tik tok, somebody to love^^
jajajajaja
AMOOOO la historiaxD jajaja y Austin qe gacho u.u jajaajaj me dio risa qe corrio a la sirvienta qe auyendo a la abejaxD!!
espero qe publiqen lo mas pronto posiblexD Y lo de Mari... jajaja es qe es inevitable no ablar de este blogxD! sabia qe le encantaria:D
MIIIIL gracias por hacerle propaganda a mis blogs:$ encerio
muchisimas graciasxD es todo un honor:) espero qe publiqen prontoooo
las quiero nos vemos^^(K)

Mapita:D

мαʀιι.тяӘllәs dijo...

Grx x la págnina! ;)
Y no se estresen en publicar, sé lo que se siente. Tómense su tiempo
:D

Lina dijo...

puff tan imbecil ese auntin!!! solo cuando no los vea andie!!! ushh me dio tanta rabia!!!!!!pfff... se nota que esta super tragado de sam...ha por favor suban protno esta muy genial esta historia!!!

°Soljade°•.•.☆ dijo...

me lo imaginaba debia de ser Austin :G, me encanto el capitulo!!, ajaja Jack es tan peor tan lindo *-*, bueno el aire no se puede comprar jajaja muy buena la respuesta ;D, jajaja espero que posteess prontoo, byeee

Sara dijo...

¡Sabía que era Austin! ¡Me encanta su historia! Adoro su blog, les digo de todo corazón que si lo intentaran, publicarían un libro genial que probablemente llegaría a bestseller. Yo, en lo personal, lo compraría mil veces, (Aunque no tengo tanto dinero como El Señorito;)